Preguntas frecuentes sobre detectives

Toda persona física o jurídica que tenga un interés legítimo en la investigación; es decir que mantenga una relación contractual con la persona investigada o que pueda estar siendo perjudicada por terceros. A modo de ejemplo pude citarse la de una empresa con sus trabajadores o socios, unos padres con sus hijos, el cónyuge con su pareja, alguien objeto de estafa o engaño, coacción, acoso. En definitiva cualquier persona física o jurídica que crea que necesita ejercitar sus derechos o crea que estos puedan ser vulnerados o dañados, y por supuesto cualquier persona que necesite de información que pueda obtenerse según la legislación vigente
Tanto a nivel privado como a nivel judicial la información es la herramienta básica para la toma de decisiones, para la prevención y defensa de agresiones de terceros, para poder demostrar una inocencia o culpabilidad; en definitiva poder ejercer nuestros derechos y emprender las acciones oportunas. Los informes de detectives privados son pruebas irrefutables en los tribunales de justicia.
La actuación de los detectives privados es de gran amplitud ya que pueden actuar prácticamente en todos los ámbitos de nuestro entorno social. Los servicios más demandados se centran en el mundo empresarial, jurídico, familiar y de seguridad.
El Detective Privado podrá investigar aquellos delitos que requieren que la persona perjudicada o denunciante se presente como parte acusadora en el proceso para poder iniciarse éste. En el caso de los delitos perseguibles de oficio el Detective Privado podrá investigar hasta el momento en que tenga indicios suficientes de que se trata de un posible delito es decir cuando conoce de la “notitia criminis” la noticia criminal , debiendo en este momento comunicarlo a las autoridades.